Shortbread Fingers: Galleta tradicional de Escocia

Son unas galletas tradicionales de Escocia, que también son muy apreciadas en Irlanda y Reino Unido. Son compactas y pálidas, se desmigan con facilidad y llevan azúcar espolvoreada por encima. A lo mejor las han visto en el supermercado, las de la famosa marca Walkers de la caja roja. Existen tres tipos de shortbread: petticoat tails (forma triangular), rounds (forma circular) y fingers (forma rectangular). Nuestras favoritas son las llamadas fingers (dedos) y son las que explicaremos en esta receta. La elaboración de las shortbread es muy sencilla, ya que son sólo 3 ingredientes: azúcar, mantequilla y harina. El secreto de esta receta se puede resumir en lo dicho por @paellachips en Twitter: “Sólo hay que recordar una regla básica: 3, 2, 1. Tres partes de harina, dos de mantequilla y una de azúcar”. La mantequilla es la que nos dará el sabor, así que es aconsejable que sea la de mejor calidad posible, la mejor que podamos pagar.

Ingredientes:
60 g de azúcar (más para espolvorear)
120 g de mantequilla
180 g de harina todo uso (plain flour)

Preparación:
Precalentar el horno a 160ºC. En un bol mezclamos el azúcar y la mantequilla (a temperatura ambiente, por supuesto). Agregar a la preparación anterior la harina tamizada y mezclar. Hay que trabajar un poco la masa en una superficie enharinada hasta incorporar correctamente todos los ingredientes y conseguir una masa suave. Colocar sobre una bandeja de horno con papel de hornear. Aplastar con los dedos buscando hacer una forma de rectángulo de 1 ½ centímetros de altura y luego repasamos con un rodillo para aplanar. Arreglar los bordes con un cuchillo o algo recto para intentar conseguir unos bordes perfectos en nuestra forma rectangular. Hay que cortar la masa en forma de rectángulos más pequeños con la ayuda de un cuchillo y con cuidado de no romper el papel de hornear. En altura cortar por la mitad la masa y el ancho será de dos centímetros aproximadamente cada una. Decorar cada una con dos líneas simétricas de huequitos hechas con los dientes de un tenedor. Hornear por unos 30 minutos, siempre vigilando porque como saben esto depende de cada horno. Deben quedar de un color pálido, ligeramente doradas, y crujientes. Retirar del horno y espolvoreamos azúcar por encima. Repasar los cortes ya que durante la hornada se pegarán un poco. Hay que tener cuidado al cortar porque es una galleta que se desmiga con facilidad. Dejar enfriar por completo.

Notas:
La mantequilla puede ser ligeramente salada o también se puede agregar una pizca de sal a la receta.
Algunas recetas proponen utilizar la mitad de azúcar granulada y la otra mitad de azúcar glass.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s